martes, 26 de junio de 2012

Dietas milagro: el 69% de las pacientes recupera su peso después

Atendiendo a una llamada de colaboración de Kellogs, dietistas-nutricionistas respondieron a un test exhaustivo sobre su experiencia en consulta. Las conclusiones son esclarecedoras de la realidad sobre las dietas milagrosas. 


- 7 de cada 10 personas abandonan las dietas milagro por los efectos secundarios.
- Los niveles de hierro, vitamina D y ácido fólico, fundamentales en la mujer del siglo XXI, se ponen en riesgo. 
- El 69% de las pacientes recupera su peso después.


Special K presentó su estudio “hábitos dietéticos de la mujer actual” y comunicó que reformula su copo por primera vez después de que se creara la marca en 1956. El cambio coincidió en el tiempo con un estudio realizado entre profesionales a los que se les ha preguntó sobre el cuidado de la alimentación y las llamadas dietas milagrosas. 



El estudio se realizó con la colaboración de la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas (AEDN) y ha puesto de manifiesto la preocupación de estos profesionales sobre los efectos secundarios de este tipo de dietas tan de moda en los últimos años.



Actualmente 7 de cada 10 personas que acuden al dietista-nutricionista son mujeres, siendo la pérdida de peso el motivo fundamental de la visita. La media de edad de las pacientes es de 34 años y suelen seguir dietas con una duración media de 4 meses.



Dietas milagrosas



Atendiendo a una llamada de colaboración de Kellogs, dietistas-nutricionistas respondieron a un test exhaustivo sobre su experiencia en consulta. Las conclusiones son esclarecedoras de la realidad sobre las dietas milagrosas. 
- 7 de cada 10 personas abandonan las dietas milagro por los efectos secundarios. 
-Los niveles de hierro, vitamina D y ácido fólico, fundamentales en la mujer del siglo XXI, se ponen en riesgo. 
- El 69% de las pacientes recupera su peso después. 



Special K presentó su estudio “hábitos dietéticos de la mujer actual” y comunicó que reformula su copo por primera vez después de que se creara la marca en 1956. El cambio coincidió en el tiempo con un estudio realizado entre profesionales a los que se les ha preguntó sobre el cuidado de la alimentación y las llamadas dietas milagrosas. 

El estudio se realizó con la colaboración de la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas (AEDN) y ha puesto de manifiesto la preocupación de estos profesionales sobre los efectos secundarios de este tipo de dietas tan de moda en los últimos años.

Actualmente 7 de cada 10 personas que acuden al dietista-nutricionista son mujeres. La pérdida de peso es el motivo fundamental de la visita. La media de edad de las pacientes es de 34 años y suelen seguir dietas con una duración media de 4 meses. 


Los expertos consideran que las dietas milagro conllevan efectos secundarios, como un menor rendimiento físico y/o intelectual; (falta de concentración, cansancio, menos energía…) alteraciones emocionales como ansiedad, irritabilidad ó depresión; trastornos gastrointestinales y otros efectos como pérdida del cabello, fragilidad en las uñas o sequedad en la piel, entre otros. En ese sentido, son las dietas basadas en un único alimento las que más agudizan dichos efectos adversos. 



Los dietistas-nutricionistas los atribuyen, principalmente, al déficit de vitaminas (51,1%), de hidratos de carbono (48%) y de fibra (41%). Según la encuesta, los efectos secundarios son también una causa muy importante de abandono de estas dietas, de hecho 7 de cada 10 mujeres dicen dejar de hacerlas por este motivo. Sin embargo, el aburrimiento y el aporte excesivo de grasas y proteínas es en un 90% la razón fundamental de abandono. Otros motivos de abandono son la falta de constancia, el hambre o la falta de eficacia de resultados. 



Por eso, 6 de cada 10 mujeres abandonan las dietas milagro antes de finalizarlas y un 70 % de aquellas que las terminan recuperan su peso en menos de 3 meses. 



Los dietistas-nutricionistas consideran dietas milagro aquellas que prometen una pérdida de peso rápida, sin esfuerzo y que se anuncian completamente seguras y sin riesgo para la salud, entre ellas las dietas basadas en un único alimento, en proteínas y las dietas disociadas son las más populares.